Sábado, Agosto 24, 2019
Home > Uncategorized > ¿Tienes un bebé prematuro? ¡Tranquila! Te contamos los cuidados que debes darle

¿Tienes un bebé prematuro? ¡Tranquila! Te contamos los cuidados que debes darle

Compartir en:

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año nacen alrededor de 15 millones de bebés prematuros en el mundo, de los cuales 100 mil lo hacen en Perú. Una situación alarmante, ¿verdad? Comencemos definiendo exactamente lo que es un bebé prematuro.

Un embarazo regular dura entre 38 a 42 semanas. Es en este periodo en el que debería nacer el bebé. Pero, ¿qué pasa cuando esto no ocurre? Pues estamos frente a un bebé prematuro: aquel que nace con 37 semanas o menos. Un bebé de este tipo, por haberse adelantado, no suele estar totalmente desarrollado, lo cual quiere decir que algunos órganos vitales pueden no funcionar de forma óptima.

Mientras más tiempo se haya adelantado el parto, mayor atención necesita el bebé para desarrollarse fuera del vientre y poder enfrentarse al nuevo mundo. Tras el alumbramiento prematuro, puede que algunos bebés sean muy delicados y, por ello, tienen que permanecer en incubadoras en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal (UCI Neonatal) y ser atendidos por especialistas.

La UCI Neonatal es un lugar donde los bebés prematuros permanecen durante días, semanas, o incluso más tiempo dependiendo del grado de prematuridad del bebé. Muchos padres suelen intimidarse o preocuparse por que su recién nacido permanezca durante un largo lapso en este lugar. Sin embargo, no tienen por qué hacerlo: la innovación médica ha avanzado tanto que se ha logrado que el proceso de cuidado de un bebé prematuro sea más seguro y completo que nunca. Si es tu caso, o te pasa en un futuro, tranquila. Tu hijo está en buenas manos y siendo estimulado para que se enfrente sin complicaciones. al nuevo mundo.

Pero, ¿qué ocurre cuando el bebé prematuro sale de la UCI Neonatal? Seguro quieres llevarlo a que conozca tu lugar favorito o que toda la familia lo conozca. No nos apresuremos tanto, mamá. Hay que tener en cuenta que, si bien tu hijo ya se encuentra desarrollado, necesita tranquilidad para adaptarse a su nuevo entorno, tras haber pasado semanas o incluso meses en la UCI Neonatal. Recuerda: el bebé prematuro sigue siendo vulnerable, por lo que no debe estar en ambientes muy ruidosos o con muchas personas durante el primer mes desde su llegada a casa. Es importante controlar las visitas y proporcionarle un ambiente pacífico.

A continuación, te dejamos algunos consejos a cargo del Dr. José Ancajima, espealicista en neonatología, sobre los cuidados que debes tener con tu bebé prematuro para que crezca fuerte y sano y no presente complicaciones en su desarrollo:

  • Una vez en casa, visita al pediatra una vez por semana durante los primeros tres meses para que te oriente y aconseje sobre qué medidas tomar y cómo cuidar del pequeño.
  • Procura que durante el primer año de vida tu hijo no tenga contacto con personas enfermas que puedan contagiarlo. Recuerda que tu hijo sigue siendo vulnerable. Tampoco es conveniente que conviva con otros niños pequeños o lugares donde se concentre demasiada gente. Por lo general, los tumultos representan una gran cantidad de virus que podrían terminar por enfermar a tu pequeño.
  • Evita que las en las consultas médicas tu bebé espere en las salas llenas de niños, para contrarrestar posibles contagios.
  • Evita que se fume en presencia de tu bebé y con más razón aún si es prematuro.
  • Se recomienda que durante los dos primeros años de vida los bebés muy prematuros, no acudan a la guardería.
  • Al llegar a casa, se sugiere mantenerlo alejado de ruidos molestos. Así como también proporcionarle una iluminación y ambiente favorable para su descanso y recuperación. Recuerda que tu hijo vivió durante semanas, o incluso meses, en la UCI Neonatal: un espacio libre de ruidos y exceso de actividad.

Finalmente, te recomendamos estar tranquila y tener paciencia. Un bebé prematuro no es motivo para alarmarte. Solo tienes un hijo que requiere de cuidados más especiales durante los primeros meses de vida. Cuando lo veas convertido en un niño fuerte, sano y lleno de energía verás que todo esfuerzo valió la pena.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *