Viernes, Diciembre 13, 2019
Home > Artículos > FRUTAS: ¿En qué momento es adecuado introducirlas en la dieta de mi bebé?

FRUTAS: ¿En qué momento es adecuado introducirlas en la dieta de mi bebé?

Compartir en:

Muchas veces los papás aceleran el proceso de alimentación de los bebés, cuando su cuerpo no está todavía preparado para la ingesta de ciertos alimentos. Por eso es muy importante que conozcas en qué momento es bueno que comience a comer ciertos alimentos, como las frutas, por ejemplo.

Primero que todo, debes ser consciente de que la idea de comer sano no significa que tu bebé tenga que comer de la misma forma que tú, ya que su sistema digestivo aún no es apto para ingerir la mayoría de los alimentos que un adulto come.

Comer sano, en el caso de los bebés, se trata de consumir exclusivamente leche materna hasta cierto tiempo. Tu hijo no va a necesitar de otro alimento durante sus primeros seis meses de vida, debido a que la leche materna contiene todos los nutrientes que su cuerpo requiere para un correcto, sano y equilibrado desarrollo.

Tras los primeros seis meses de vida, el organismo de tu bebé va a estar en constante cambio, por lo que su cuerpo necesitará de más nutrientes conforme pase la lactancia. Introducir la fruta en la dieta de tu hijo será esencial, pero la pregunta es…

¿A qué edad puedo darle fruta a mi bebé?

Según la nutricionista Vanessa Galván, especialista en alimentación infantil, está de más decir que comer frutas es completamente necesario para tener una vida saludable. Esto se debe a que las frutas contienen muchos nutrientes que el cuerpo necesita a diario. Sin embargo, tampoco se trata de atragantar a tu hijo a punta de frutas. Poco a poco, todo a su debido tiempo y siempre cuidando su salud.

La especialista recomienda que, cuando el bebé comience su alimentación complementaria, se le introduzcan las frutas sin excepción, ya que en éstas es donde va a encontrar los nutrientes que la leche materna ya no le puede aportar. Lo importante es que consuma los nutrientes y fibras que estas contienen.

Es preferible que introduzcas las frutas en la dieta de tu bebé cuando cumpla de seis a siete meses. Comienza por frutas de fácil digestión, como el durazno, la piña o el plátano. Sobre todo, por aquellas que no sean alergénicas como las manzanas, las peras o las naranjas.

Finalmente, para que tu bebé comience a comer las frutas, la especialista sugiere que se las des en forma de papillas o purés, para que no se les complique masticarlas. Una vez que tu hijo tenga su dentadura completa, puedes darle frutas en su estado natural. Recuerda: ¡su organismo te lo agradecerá!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *