Sábado, Julio 4, 2020
Home > Artículos > ¡Sacudir a tus hijos puede ser mortal y te decimos por qué!

¡Sacudir a tus hijos puede ser mortal y te decimos por qué!

Compartir en:

Alguna vez, en nuestra desesperación, hemos sacudido a nuestros hijos cuando lloran o no quieren hacernos caso. Esto sin querer queriendo puede traer consecuencias en su salud. Como padres no debemos hacerlo, ya que debemos de tranquilizarlos y calmar su llanto. Por ello, en esta nota te contaremos más sobre el síndrome del niño sacudido.

Álvaro Altamirano, director médico del Consultorio Médico Pediátrico y pediatra de Emergencia del Hospital Guillermo Almenara, señala que el síndrome del niño sacudido es un tipo de maltrato infantil, que consiste en sacudir al bebé; es decir, moverlos bruscamente de derecha a izquierda.

Además, cuando el niño se desespera empieza a llorar. Esto es muy frecuente en los padres de familia que suelen perder la paciencia y tienen estrés, ya sea porque el menor tiene un cólico o porque tiene hambre y no saben cómo ayudarlo.

  • ¿Qué es lo que hace este síndrome en los niños?

Al mover al niño de adelante hacia atrás o sacudirlo de una manera violenta, el padre de familia piensa que el menor se callará; entonces, lo que ocurre es que el cerebro, comienza a moverse como si fuera una pelota de frontón y comienza a golpearse contra las paredes, causando un edema o una inflamación; posteriormente logra causar un sangrado intracraneal.

  • ¿Cuáles son los síntomas? 

Los principales síntomas comienzan cuando sacudimos a nuestros hijos, logrando que el niño pueda tornarse incluso un poco más irritable y empiece a llorar. También existen dolores de cabeza o inflamación en el cerebro. Después de un tiempo, empieza a haber sangrado intracraneal, logrando más llanto y dolor en el menor.

Después que el bebé se calma, entra a una fase de letargo, o suele dormirse, y empieza a tener dificultades a la hora de respirar, llegando a tener convulsiones y palidez marcada por el sangrado intracraneal que está teniendo; finalmente un paro respiratorio, logrando la muerte.

  • ¿Qué se recomienda a los padres?

El especialista recomienda que acudan a las terapias de relajación. Asimismo, si se llega al punto que tienen ganas de agredir al niño, tienen que dejarlo y cambiar de cuidador, ya sea con la nana o algún familiar. Esto dependerá del temperamento de los padres, si es que son volubles o no tienen ninguna falta de control, tales como la ira o el enojo.

  • ¿Por qué sucede? 

Por lo general, los padres que llegan a tener esta explosión o conducta con los niños lo hacen en reiteradas ocasiones, y sus hijos tienen otros síntomas de maltrato, como lesiones en los brazos o piernas, tales como los pellizcos, fracturas en las extremidades, quemaduras con cigarro, entre otros. Esto se asocia al maltrato infantil que le hacen desde casa.

Altamirano añadió que debemos tener más tolerancia con nuestros hijos y no frustrarnos por su comportamiento. Por ello, se recomienda que en estos casos, el cuidador o cuidadora del pequeño, descansen por ratos o por un tiempo determinado, eso hará no se abrumen con todo ni se estresen demasiado. 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *