Lunes, Septiembre 28, 2020
Home > Artículos > ¿Los padres también pueden ser tóxicos?

¿Los padres también pueden ser tóxicos?

Compartir en:

Al hablar de relaciones tóxicas, se nos viene a la mente pensar en malos comportamientos por parte de amigos o incluso de nuestra pareja. Pero, la toxicidad también puede incluir a miembros de la familia, como los padres. En este artículo te contaremos más.

Isabel Burgos Cáceres, psicóloga infantil y directora de la cuna jardín del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásica (INEN), comenta que los padres tóxicos son personas que, debido a las características de su personalidad y experiencias, dañan la vida de sus hijos, a quienes los educan de manera inadecuada, sin proponérselo.

Además, los padres tóxicos son aquellos que no valoran a sus hijos, hacen sentir que el niño es incapaz de avanzar; asimismo, critican y no lo apoyan a menos que éste haga lo que ellos digan. Por lo general, este tipo de personas tóxicas” son muy egocéntricas, centradas en sí mismas y no comprenden la importancia de las necesidades de los otros.

• Te puede interesar: PADRES ESTRICTOS: Conoce todo lo que debes saber para no afectar a tus hijos emocionalmente

¿CÓMO SABER SI SOMOS PADRES TÓXICOS?

Puede ser complicado darse cuenta que es ser un padre tóxico, pero es necesario poder resolverlo. También, es importante tomar conciencia de que quizá se tuvo o se tienen padres tóxicos, para poder identificarlo e intentar no repetir los mismos patrones con los hijos.

Es por eso, que se deben conocer las consecuencias de tener padres tóxicos para saber si lo hemos vivido en nosotros mismos y evitar que suceda en la relación con los propios hijos y evitar el círculo vicioso en las relaciones familiares.

SIGNOS QUE REVELAN QUE LOS PADRES SON TÓXICOS

La especialista señala algunos de los rasgos más característicos que definen la conducta de un padre tóxico. Son personas que:

  • Tienden a ser manipuladores con sus hijos.
  • Suelen ser tiranos y autoritarios.
  • Son muy exigentes respecto al desempeño y los logros personales o profesionales.
  • Son intransigentes con poca capacidad de flexibilidad donde sus puntos de vista, opiniones y decisiones son las que cuentan, por encima del bienestar de sus hijos.
  • Suelen ejercer maltrato físico verbalmente y psicológico en sus hijos.
  • Critican todo a sus hijos: A los amigos de sus hijos, el tipo de familia que son, sus logros, etc.
  • Suelen tener comportamientos egocéntricos y egoístas. Siempre anteponen sus necesidades y deseos a las de sus propios niños.
  • Culpabilizan y responsabilizan a sus hijos de sus propios fracasos o frustraciones. Les echan la culpa, sin asumir sus responsabilidades en sus decisiones
  • Proyectan en sus propios hijos sus sueños, anhelos, fantasías; “quieren vivir” a través de sus hijos lo que ellos desearían para sí mismos.
  • Son excesivamente protectores y planificadores al milímetro de la vida profesional y personal de sus hijos.
  • Son celosos de cualquier persona que les haga sentir felices.

• Puedes leer también: ¿El uso del móvil por parte de los padres está asociado a una mejor crianza?

CONSECUENCIAS EN LOS HIJOS Y EN LOS PADRES TÓXICOS

  • NO ENCONTRARÁN RELACIONES DE CONFIANZA:

Cuando los padres se enfocan en ser los principales cuidadores y proveedores de la seguridad de sus hijos, al crecer tendrán dificultad para establecer relaciones de confianza con las personas que los rodean.

  • SENTIRÁN MIEDO AL FRACASO O SER RECHAZADOS:

Cuando los padres son tóxicos, muchas veces critican a sus hijos y los castigan sin medida. Por lo que los hijos crecerán con un inmenso temor al fracaso o miedo a equivocarse.

  • EXPERIMENTAN REACCIONES CONFUSAS:

Como no saben expresar sus emociones y sentimientos, todo lo que hagan será confuso, no sabrán expresar su enojo o alegría, ya que los padres tóxicos, no los han dejado ser como ellos quieren ser.

  • LOS HIJOS REPETIRÁN PATRONES DE SUS PADRES TÓXICOS:

Es casi seguro que, si un hijo aprendió de sus padres, repetirá el mismo patrón de conducta cuando tenga su propia familia. Buscará desesperadamente ser amado y brindar amor, pero será frágil y saldrá herido fácilmente. Incluso puede caer en depresión.

CONOCE ALGUNAS RECOMENDACIONES

Burgos Cáceres enfatiza que para establecer relaciones saludables en las familias se recomienda tener en cuenta lo siguiente:

  • DESARROLLAR LA EMPATÍA:

Para frenar las relaciones tóxicas en la familia, la empatía es muy importante. Mantener una disposición a escuchar y considerar lo que nos tienen que decir los otros.

  • RESPETAR LA INTIMIDAD, EL ESPACIO Y EL TIEMPO DE CADA RELACIÓN:

En este sentido debemos aceptar que el “no” sea la respuesta y conseguir tolerar la frustración. Evitar el exceso de confianza y de intromisión, pues esto da lugar a grandes conflictos familiares.

  • SIENDO RESPETUOSOS Y MANTENIENDO LAS FORMAS:

A la hora de cuidar cualquier relación, es muy importante que no digamos lo primero que nos venga a la mente y que le pasemos el filtro de la educación y el respeto por el otro.

  • SIENDO PACIENTES:

La capacidad de esperar y de pensar antes de actuar es uno de los principios más importantes que deben guiar nuestras relaciones, en especial las familiares.

Finalmente, si sientes que podrías ser un padre tóxico o fuiste un hijo que sufrió por tenerlos, debes reconocer y aceptar que necesitas ayuda profesional, para recuperar tu autoestima, valor, seguridad, confianza y amor propio.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *